White Privilege

White privilege

Hoy les quiero contar sobre el “white privilege”. ¿Por qué usas el término en inglés si es traducible? – me preguntarán ahora. La respuesta es que el término académico está en inglés, y si ustedes quisieran  buscar otros documentos, fuentes y/o material, tendrán que hacerlo en inglés. Esa es la razón. Es importante aprender otros idiomas.

El “white privilege” es un término, popularizado por Peggy McIntosh en su ensayo “White Privilege and Male Privilege: A Personal Account of Coming to See Correspondences through Work in Women’s Studies” (lo pueden descargar acá), el que se refiere al privilegio y ventajas que tiene una persona blanca con respecto una que no lo es.

Selma-March-PBS-630

Acá en Chile todos se creen blancos, pero no. Nada que ver. Para los anglosajones somos non-white or latinos. Nada de blancos acá. Por muy rubio-tabancura-abc1-ladehesa que seas. No eres white. Y no intenten usar el término para referirse al chileno. Si bien, hay experiencias que nosotros la podemos vivir como blancos, las diferencias en ciudades con mucha diversidad racial hace que el término white privilege esté pensado y sea más notorio en esos países y ciudades. Por algo estos términos nacen de universidades en Estados Unidos y no en la Chile. Aunque sería interesante que se pensaran términos propios para pensar la situación chilena.

Bueno, pero sigo con el tema. El white privilege no quiere decir tampoco que todos los blancos tengan privilegios por igual. Hay mucha diversidad en torno a lo blanco. Desde el blanco upper-east side hasta el redneck. A pesar de esa diversidad y asimetría en cuanto al acceso a los privilegios, el argumento teórico de este término es que siempre un blanco tendrá más ventajas que un negro, o un latino, o un asiático. Independiente de que algunos blancos tengan más privilegios que otros blancos.

Antes de la lucha de los negros por sus derechos, estaba más que claro este tema. Al existir una diferenciación en el espacio utilizado, era bastante evidente el privilegio y derechos que tenían los blancos por sobre los negros. Era un privilegio en el uso del espacio público. A la par con todo lo que eso conllevaba: mejores colegios, mejores asientos, mejores baños, mejores plazas, mejores barrios. 

¿Pero qué pasa ahora?

Lo mismo. 

Pensemos, por ejemplo, en los maltratos de policías a los negros. La persecución y acoso de ellos a las comunidades afromaericanas en los Estados Unidos. Para qué hablar de los asesinatos que se han cometido.Hoy un negro al salir de su casa está inseguro. Está mucho más inseguro que un blanco. El negro puede morir solo por ser negro y lucir sospechoso para la policía. Ese es un ejemplo muy gráfico del White Privilege.

Pero también lo vemos en la cultura. Y cómo la cultura nos muestra el white privilege.

¿Han cachado que en Hollywood los negros siempre son malos, mafiosos, brígidos, peligrosos? 

¿Han visto alguna vez una película romántica donde el afroamericano sea romántico?

Es casi siempre el tipo rudo brígido.

Y eso resulta en que los blancos prefieren cruzar la calle cuando ven a  varios negros juntos caminando. Son vistos como peligrosos de por sí. Eso resulta que un policía esté predispuesto a pensar que el negro es malvado y peligroso. El white privilege opera par que miremos a los non-white con desconfianza. 

book-of-eli-sunglasses-denzel-washington-300x351

¿Qué pasa entonces con las mujeres?

En este tema se ha abierto un debate GIGANTESCO. Y muy interesante que veremos en el próximo post.

El próximo post  será sobre el White Privilege, el feminismo y Holywood. Obvio.

Mientras les dejaré un documento que creó Peggy McIntosh para medir o al menos para generar conciencia con respecto a los privilegios. Pueden verlo acá

Anuncios

6 comentarios sobre “White privilege

  1. Me agradaste bastante! Y aunque no esté el término en español o “chilensis” se puede ver lo mismo acá, con los “estereotipos” de personas: flaites, rubios abc1, abc2 o abc-nunca.
    Saludos!

    1. Claro. Eso responde más a una sociedad de clases que una netamente racial. Es complejo porque ambas cosas se mezclan, pero acá las hijas de árabes millonarios van al mismo colegio que de alemanes millonarios.

  2. Buen punto aquel de “white” no es el chileno rubio. La raza, por lo menos en Estados Unidos donde estos términos son usados, no se dictamina por el color de la piel tiene que ver con tu “heritage” es decir de donde vienes, tu acento al hablar inglés y un entretejido de sutilezas más. Por sobre todo EEUU es primeranente una sociedad de razas y luego una de clases, Chile es primeramente una sociedad de clases y luego de razas. Pigmentocracia es un gran termino para pensar en temas de color y raza en Chile. Gracias Señora Cumplido gran tema

  3. Encontré interesante el post pero hubiera sido más interesante aún hacer un paralelo o analogía con lo chileno también: si bien este tema es importante (a mi me interesa harto) siento que en Chile, aunque no existan blancos-blancos, igual hay cierta medida de privilegio para con quienes tienen aspecto más “anglosajón” o ABC1, ya sea para conseguir pega o el mismo trato en situaciones cotidianas. Encuentro que acá no tiene tanta relevancia este tema si no se ahonda en lo local también.

    Saludos!

    1. Sí, la verdad es que quise enfocarme en el término como forma de entender los problemas de racismo. Si bien el término funciona en las sociedades anglosajonas, es un buen punto para pensar en Chile. ¿Somos una sociedad de clases o de razas? ¿Cómo hemos pensado la raza en Chile? ¿El mestizaje ha cambiado nuestras categorías raciales? Etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s