Artaud

Antonin Artaud por Susan Sontag

Hay un ensayo muy bonito sobre Antonin Artaud escrito por Susan Sontag en 1973. Artaud fue un artista de principios de siglo, que escribió y exploró casi todas las artes: poesía, teatro, literatura.

Antonin Artaud es conocido por desarrollar el movimiento del “Teatro de la Crueldad”,  vanguardia que plantea el teatro como un arte que busca afectar al espectador, pero no solo literalmente, sino que intelectual y emocionalmente. Uno de sus objetivos es sacudir las seguridades y zonas de confort físicas e intelectuales del espectador para movilizar sus ideas y pensamientos. La obra debe dejar una huella mediante la generación de nuevas reflexiones.

70204_man_ray_antonin_artaud.jpg

 

La influencia del Teatro de la Crueldad es muy diversa. Hay unas obras de teatro insólitas en que  vomitan encima del espectador para provocar un asco honesto. Pobre Artaud. Es curioso lo que pasa cuando se leen literalmente ciertas propuestas artísticas, pienso que algunas veces se pierde la vocación intelectual – no como snobismo, sino como ejercicio emocional y racional – para transformarse en una puesta en escena disruptiva que apela a tus emociones, pero no a desarrollarlas o a cuestionarlas. Esta crítica – el estado del arte como mera disrupción-  se ha desarrollado en diversas discusiones sobre el estado del arte moderno y los museos que lo cobijan. Uno de los argumentos que se utiliza es que  pareciera que todo puede ser arte y los curadores inventan justificaciones académicas para sustentar cualquier cosa. Si les interesa hay un pequeño clip en que Ben Lewis crítica la ridiculez de las exhibiciones de arte moderno. Lo pueden ver acá. Es gracioso.

Continuando con Artaud, es muy complejo entender su obra, porque es gigante e intelectualmente difícil de seguir. Susan Sontag en su ensayo trata de darnos pistas sobre el pensamiento Artaudiano. Seleccioné las ideas favoritas del libro. Son todas citas del libro “Bajo el Signo de Saturno”, una recopilación de ensayos setenteros de Sontag. Por favor no le vayan a decir “la” Sontag.


 

Pensamiento

“A la edad de 25 años [Artaud] declara que su problema es el de nunca lograr poseer su espíritu cabalmente. Durante toda la década de los veinte, se lamenta de que sus ideas lo abandonan, que es incapaz de descubrir sus ideas, que no puede alcanzar su espíritu, que ha perdido su comprensión de las palabras y olvidado las formas de pensamiento. […] Artaud no sufre de dudas sobre si su yo piensa, sino de una convicción de que no posee su propio pensamiento.”

Arte

“Para Artaud insultar al arte (como insultar al público) es un intento de impedir la corrupción del arte, la trivialización del sufrimiento.”

“Artaud supone que un teatro liberado libera. Al desahogar pasiones extremas y pesadillas culturales, el teatro las exorciza.”

Locura e individuo

“La locura es la conclusión lógica del compromiso con la individualidad cuando tal compromiso se lleva lo suficientemente lejos. Como dice Artaud en la “Carta a los directores médicos de asilos para locos” en 1925, “todos los actos individuales son antisociales”.


 

El pensamiento de Artaud es solitario, como pueden apreciar, está relacionado con la pelea intelectual con el propio pensamiento, con la idea del yo y del ser artista. En la “conducta antisocial”, en su propias palabras, podemos entender la necesidad de impactar a la masa. Impactarla para removerla de sus propios pensamientos y generar la conciencia y la pregunta sobre qué elementos del pensamiento se tienen y cuáles no. En parte, eso podría traducirse en la emoción, aquel pensamiento que no poseemos, porque no es controlable intelectualmente.

Por otro lado, nos sugiere la pregunta sobre ¿para qué sirve el arte?. No es un sentido utilitarista o economicista, sino en para qué nos sirve como sujetos racionales que queremos poner en jaque nuestro sistema de creencias. Para Artaud, en este caso, el arte debe ser un mecanismo espiritual e intelectual para conocer y para ser apelado irremediablemente. Es la obligación ética de sacudir y generar nuevos cuestionamientos, buscando que se transformen en un arte comprometido con la humanidad.

Por último, pienso que el análisis de Artaud es pertinente hoy en día en que el Arte se ha mercantilizado, y se ha transformado solamente en un objeto de lujo, de decoración, de status, incluso de rockstars. Por esa razón, es necesario volver a pensadores y artistas que lo han visto como algo más que eso, ni más ni menos, como un canalizador de nuestro consciente e inconsciente capaz de llevarnos a reflexionar y pensar sobre lo que creemos conocer.

Anuncios

3 comentarios sobre “Antonin Artaud por Susan Sontag

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s